En diciembre, gastar en regalos, comida, viajes y fiestas pueden llevarse hasta tu último peso, incluyendo el aguinaldo y los ahorros del año. Sigue estos consejos…

Ten claro de cuánto dinero dispones.

Salario, aguinaldo y ahorros: suma todos tus ingresos. Los problemas financieros vienen cuando se gasta más de lo que se tiene. Por eso, es importante que saber exactamente cuánto hay en la cuenta bancaria.

Organiza un presupuesto.

Divide tus ingresos y los gastos: 60 % para las festividades y 40 % para ahorro. Si es al revés, mucho mejor.

Haz una lista de regalos.

Planifique con anterioridad cuánto se va a gastar. Nunca compres regalos costosos solo para quedar bien: un libro o una planta pueden ser un detalle bueno, bonito y barato.

Compra con anticipación.

Si deja las compras para el último día seguramente vas a encontrar con precios inflados y filas eternas en los centros comerciales.

Evite los plazos largos en las tarjetas de crédito.

Si tú única opción es usar la tarjeta de crédito nunca cometas el grave error de pagar a 12 meses. A la larga te va a salir más caro, y en la próxima navidad todavía estarás pagando los regalos del 2017.

Compara precios.

Evita comprar lo primero que veas. En una economía de mercado siempre es posible encontrar mejores precios.

Espera las promociones de enero.

Si piensa gastarse el aguinaldo en un televisor nuevo o en ropa para el próximo año, espérate unos días. En Enero encontrarás mejores precios y los almacenes vacíos.

Ponte una meta.

Ahorrar es más difícil sin un objetivo claro. Tener en la mira una casa, un carro, un viaje, o tu retiro, pueden motivarte a que cuides tus finanzas en diciembre y ahorrar para alcanzar tu sueño.

%d bloggers like this: