Las nuevas generaciones necesitan tener un plan de ahorro que les permita mantener su estilo de vida y construir un patrimonio para el retiro.

Lamentablemente, cuando se tiene un trabajo formal y, de cierta manera, una estabilidad económica, damos prioridad a otros temas y muchas veces dejamos a un lado lo que pasará el día de mañana.

Una regla básica de ahorro para el retiro es considerar la edad de la persona, pues esto nos ayudará a determinar el porcentaje de nuestro salario o ingresos que necesitamos ahorrar. Si tienes 30 años, por ejemplo, debes ahorrar por lo menos un 10% de tu ingreso mensual; en cambio, si eres una persona con 50 años, para lograr un ahorro importante tendrás que separar el 30%.

Entre más temprano empieces a ahorrar, las aportaciones serán más pequeñas, pero el monto ahorrado para el retiro será mayor, y esto beneficiará tu economía.

%d bloggers like this: