Los planificadores financieros frecuentemente cuentan historias sobre quincuagenarios que acudieron a ellos por ayuda y que habían ahorrado poco o nada para su retiro.

Hay millones de personas así.

“Es bastante común que las personas no tengan un plan para el retiro”, dice Nancy Coutu, planificadora financiera en Money Ma agers Financial Group en Oak Brook, Illinois. “Están tan ocupados planeando sus vidas diarias -primero van al colegio, obtienen un trabajo, luego se casan, tienen hijos y compran una casa. De pronto tienen cincuenta y tantos años de edad y se dan cuenta del aprieto en que están”.

De acuerdo al Center for Retirement Research en el Boston College, el promedio de ahorros para el retiro en las familias cercanas a la jubilación -aquellas cuya cabeza de la familia anda entre 55 y 64 años de edad- es de $110,000 dólares. Eso significa que más de la mitad de las familias de hoy no tienen suficiente ingreso para el retiro para mantener su promedio de vida que llevan actualmente. Aún cuando trabajen a la edad de 65 años. Esto indica que necesitan ahorrar más o trabajar mucho más tiempo.

Si tú te encuentras en esta situación, si has ahorrado muy poco o nada para tu jubilación, aquí hay algunos consejos de algunos asesores financieros que te ayudarán a llegar ahí.

1. Haz un presupuesto. Obtén un plan. “Planear es la primera cosa que hay que hacer”, dice Coutu. “Yo les digo que para poder ver si has ahorrado suficiente, primero necesitamos ver qué tanto gastas”, dice. “Revisar los gastos a veces es doloroso.”

Coutu dice que la mayoría de las personas se equivocan demasiado cuando estiman cuánto es su gasto mensual. “Todo mundo tiene este número mágico de $4,000 dólares al mes”, dice. “Yo pregunto de dónde viene ese número. Y algunas veces (el número real) es varios miles de dólares más. Olvidan los incidentales. Olvidan esas reparaciones. Dicen ‘no le hacemos algo a la casa cada año’, pero yo les digo ‘sí, lo harán’. O no cuentan con presupuesto para sus vacaciones, o regalos para sus hijos o nietos.”

La gente piensa en cosas como recibos de gas, recibos de la luz, y prediales, dice Coutu, pero olvidan pensar en qué sucede si compran un nuevo carro, o que deben pagar por su propio seguro de gastos médicos, que puede costar $1,000 dólares mensuales o más.

“La mayoría de los derrochadores no tienen idea de lo que es un presupuesto mensual”, dice Rick Foster, presidente y fundador de Guardian Financial Management en Lewisville, Texas. “Cuando hablo con estas personas, muchos no saben cómo crear un presupuesto mensual. Tomas un diario o un cuaderno y durante 30 días escribes todo lo que gastas. Luego podemos buscar y ver si hay áreas en sus vidas que pueden recortarse.”

2. Tener un plan para Seguridad Social. Kyle O’Dell, presidente de Secure Wealth Strategies en Denver, dice que acaba de hacer un seminario de Seguridad Social con 100 personas de edades entre 50 y 65 años, y ni uno solo había hecho un análisis de seguridad social. Ese es un gran error, dice.

“La mayoría de la gente piensa que sólo debe calcular la edad”, dice. “Para las personas casadas hay más de 587 formas de aplicar para Seguridad Social. Puedes incrementar el pago por hasta 32% si lo haces correctamente.”

O’Dell dice que un estudio muestra que las familias que sí aplicaron para Seguridad Social correctamente verán durar sus otras cuentas de ahorro y retiro 5 y medio años más. “Para hacer ese análisis, busca a un asesor que tenga una herramienta para hacer análisis de Seguridad Social.”

Foster dice que los “derrochadores” son los principales en creer que necesitan tomar la Seguridad Social temprano. Pero conocer el momento correcto puede hace runa diferencia de hasta $300,000 dólares.

3. Sesenta y dos no es un número mágico para el retiro. “Un quincuagenario dice, ‘yo me voy a retirar a los 63′”, dice Coutu. “Le pregunto el por qué. Dice “porque eso es lo que mis padres hicieron. Es cuando estoy elegible.’ Es mi trabajo calcular cómo hacer para que lleguen desde donde están hoy hasta donde estarán a los 62 y tener una entrada de dinero que no puedan terminarse.”

“Si haces los números y encuentras que no te puedes retirar a los 62, necesitas hacer algunos ajustes serios a tu estilo de vida, o trabajar más tiempo”, dice Coutu. “No te puedes simplemente retirar y quizá acabarte tu dinero. La gente ve sus ahorros y tienen $500,000 o $1 millón de dólares. Y luego encontramos que les cuesta $100,000 dólares al año vivir. Pueden llegar a vivir por mucho tiempo.”

4. Trabajar más tiempo. “Les digo a las personas que recuerden que cuando se vayan a retirar, todavía tendrán tiempo”, dice Paul Saganey, presidente de Integrated Financial Partners en Boston. “En vez de ver el retiro como ‘tengo 65 años y retirado, y ahora estoy en problemas’, mejor ve el retiro en una serie de incrementos de 5 años. Y cuando cortas el pastel en varios pedazos chicos, si no tienen suficiente hoy, podemos ayudarles a hacer algunos ajustes. Quizá es regresarlos a seguir trabajando, pero todavía tendrán tiempo para hacer que su dinero trabaje para ellos.”

5. Deja de pagarle a tus hijos grandes. “Deja de poner las necesidades de tus hijos antes que tus propias necesidades”, dice Saganey. “Todo mundo quiere ayudar a sus hijos. Todavía veo gente en su retiro que aún les paga a sus hijos préstamos para el colegio, incluso aunque a los hijos les esté yendo bien. La gente hace cosas por sus hijos en vez de ahorrar para su retiro.”

“Están muy enfocados en cuidar a sus hijos”, dice O’Dell. “Están dañando su retiro al ayudar a sus hijos con el colegio. Lo escucho de las familias todo el tiempo. ‘No quiero que mis hijos tengan préstamos de estudiantes.’ Yo les digo que necesitan poner en orden sus finanzas antes de ayudar a alguien más. Gastar demasiado dinero en la educación de tus hijos realmente puede impactar tu retiro al final.”

Otros tips:

  • Si tienes una póliza de seguro de vida que es convertible, dice Don Cloud de Cloud Financial en Huntsville, Alabama, no dejes que expire cuando no puedas pagar las primas. Véndela. Hay compañías que pagan las primas y te dan un pago global (dependiendo en tu expectativa de vida) que puede ser de $35,000 o $40,000 en una póliza de $500,000. “Has creado fortuna basada en tu mortalidad.”
  • En vez de mantener $10,000 en una cuenta de ahorros sin intereses, paga ese saldo de $3,000 de tu tarjeta de crédito que te está cargando el 18% de intereses, dice Coutu. En vez de mantener un fondo de emergencia, usa tu tarjeta de crédito para emergencias.
  • No pienses que como estás atrasado en ahorros por eso tienes que tomar riesgos descabellados, dice Foster. El mito dice que si has esperado demasiado, tendrás que tomar riesgos más grandes para ponerte al día.
%d bloggers like this: