¿Estás listo para comenzar a preparar tu futuro, en términos de retiro? Si lo estás, deberías estar planeando ya mismo. De hecho, entre más pronto lo hagas, estarás mejor financieramente. Por a eso la mayoría de los hombres y las mujeres se les recomienda comenzar a ahorrar para sus años de retiro desde que cumplen 20 años de edad.

Sin sumar los intereses ganados ni los bonos otorgados, si ahorras 25 años $1,000 pesos semanales, al término de tu ahorro tendrías por lo menos $1,200,000 pesos. Si comenzaste a los 20 años de edad, tendrías apenas 45 años y podrías seguir ahorrando otros 25 años más, tan sólo con una cómoda cantidad mínima semanal, sin contar el ajuste por inflación.

Digamos que quieres mientras ahorras, quieres comprar un automóvil del año, o una casa nueva, o invertir en un muy buen negocio que te proponen. Con el plan correcto, podrías tener la flexibilidad de sacar el dinero que necesitas y pagar tu automóvil o tu casa de contado, sin intereses por parte de las financieras.

Aún si eres joven, pensar en las metas y aspiraciones de tu futuro es importante, a pesar del hecho de que puedan cambiar después.

La inflación debe ser tomada en consideración. El costo de los bienes y servicios sólo seguirá subiendo mientras envejeces. Si olvidamos la inflación, puede que no tengamos suficiente dinero para nuestro retiro.

También es importante recordar que tu salud puede comenzar a deteriorarse después durante tu jubilación. Muchos retirados llegan a un punto en sus vidas donde requieren cuidado a largo plazo. Incluso si estás en tus sesentas y con buena salud, recuerda que esto puede cambiar de un minuto a otro ¿Estás preparado para este cambio para cuando llegue? Deberías estarlo. El costo de tu cuidado a largo plazo debe estar incluido en tus ahorros para el retiro. Si te estás retirando junto con tu pareja, examina el costo del cuidado a largo plazo para ambos. Los costos pueden ser muy altos.

La flexibilidad es muy importante también porque la situación de tu familia también puede cambiar ¿Tienes hijos? Si es así, no dependas en tus hijos para ayudarte financieramente a pasar tus años de jubilación. Aún si tus hijos están en buena condición financiero actualmente o cuando recién entres a tu retiro, esto puede cambiar fácilmente. Es muy costoso mantener una familia, como ya lo debes saber. Realmente no querrás poner en riesgo la salud, la familia o las finanzas de tus hijos.  Por eso, debes asegurarte de que tu plan de ahorros para tu retiro sea flexible y que puedas solventar muchos eventos inesperados que la vida puede arrojarte.

Yo te puedo asesorar gratis y sin compromiso ¡Contáctame!

Datos Personales

¡Puedes elegir ambas opciones!

Información Adicional
Please wait...

%d bloggers like this: