¿Estás preocupado por tu retiro? Si no lo estás, deberías estarlo. Por supuesto que el retiro no es nada por lo que debas estar preocupado o temeroso, siempre y cuando estés bien preparado. Por eso ahora es el momento para comenzar a planear tu futuro. Honestamente, no importa si tienes 25 años o 55 años de edad. Nunca es demasiado pronto para comenzar a planear para tus años de retiro.

El primer paso para ahorrar para tu retiro es determinar qué tanto dinero necesitas ahorrar. Al hacerlo, asegúrate de tener los costos de la inflación en mente. Los costos de los bienes seguramente incrementarán con los años. Las calculadoras en línea y las pláticas con tu asesor patrimonial pueden darte una inflación estimada con la que puedes trabajar.

Manteniendo la estimación de las necesidades financieras de tu retiro, considera lo que quieres y lo que necesitas. Con respecto a las necesidades, necesitarás un hogar con los servicios apropiados, comida, transporte, y dinero para el cuidado de tu salud. Esos son las cosas sin las que no puedes vivir. Después, examina lo que quieres ¿Dónde quieres vivir durante tu jubilación? ¿Qué es lo que quieres estar haciendo en tu jubilación: pescar, acampar, viajar? Para tener los años dorados de tus sueños, asegúrate de tener suficiente dinero.

También necesitas tener un plan para lo inesperado. Frecuentemente lo inesperado es considerado una emergencia médica o la muerte, pero en este caso, vivir más de lo esperado, puede ser lo inesperado. Muchos adultos mayores están viviendo más de lo que esperan. Desafortunadamente, muchos jubilados también se acabaron su dinero debido a esto. No te permitas ser una de esas personas.

Ahora también es tiempo para comenzar a pagar el dinero que debes. Entre más pronto puedas pagar tus deudas, mejor estarán tus finanzas. Tú y tu familia no tendrán que preocuparse por que vengan a atormentarlos cuentas por pagar. También puedes ahorrar dinero pagando tus deudas. Las tarifas de las tarjetas de crédito y otros cobros por pago tardío similares pueden irse sumando, restándote valioso dinero a tus años dorados. Una vez que tu deuda ha sido pagada, toma la misma cantidad de dinero que estabas poniendo en tu deuda en una cuenta de retiro.

Debes buscar ayuda profesional. Esta ayuda puede venir de un contador o de un asesor patrimonial. Estos profesionales pueden ayudarte a crear un plan de ahorros para el retiro sólido. Por ejemplo, pueden ayudarte a minimizar tus gastos, desarrollar una meta de ahorro, así como ayudarte a acomodar tus fondos en las cuentas correctas.

Dependiendo cuál sea tu meta y tu estilo de vida, existen varios planes con los que puedes elegir si quieres ahorrar mientras obtienes beneficios fiscales, o si quieres ahorrar y tener un flujo de dinero disponible para adquisiciones fuertes en algún punto de la vida de tu ahorro. Para explicarte gratuitamente cada uno de ellos y sin ningún compromiso Contáctame

Datos Personales

¡Puedes elegir ambas opciones!

Información Adicional
Please wait...

Los pasos arriba mencionados sólo son algunos cuantos de las muchas cosas que puedes hacer para comenzar a prepararte y ahorrar para tus años dorados de jubilación. Sólo para quedar bien claros en esto: entre más pronto comiences, más dinero deberás tener.

%d bloggers like this: