El sitio Web SaveUp recientemente publicó un estudio que sugiere que las mujeres deben actuar más agresivamente para alcanzar una estabilidad financiera a largo plazo. El estudio incluyó a 20 mil usuarios suyos y reportó que los hombres usualmente tenían un balance financiero promedio de casi el doble que las mujeres. De acuerdo a SaveUp, “los hombres están planeando más para el futuro simplemente mediante un ahorro más agresivo.”

El estudio no toma en cuenta si las mujeres ganan menos o que los hombres o no, y que por lo tanto podría ser que tienen menos dinero ahorrado, a pesar de estar ahorrando un porcentaje más alto de sus entradas.

Sin embargo, otros estudios han mostrado que las mujeres que invierten su dinero tienden a ser más cuidadosas al elegir planes menos riesgosos que los hombres. Esto no necesariamente es algo negativo. Por ejemplo, un reporte reciente presentado por Rothstein-Kass, una firma consultora, demostró que algunas mujeres tenían un rendimiento histórico mejor que el de muchos hombres debido a su tendencia de evitar riesgos y a pensar más a largo plazo.

Pero si la aversión al riesgo significa que las mujeres en general no van a reunir el capital suficiente comparable al de los hombres, entonces tampoco es positivo. Estadísticamente las mujeres viven más que los hombres y necesitan hacer que su dinero dure más.

La mejor recomendación es que las mujeres comiencen a ahorrar desde jóvenes e inviertan a plazos largos. Tomando esto en consideración, aquí te muestro algunos consejos que pueden servirte como puntos de partida:

  • Comienza temprano y ahorra tanto como te sea posible. Cuando se han entrevistado jubilados con ahorros arriba de $1 millón de dólares, suelen decir que comenzaron a guardar dinero desde muy temprano en sus años de trabajadores, y mantuvieron ese comportamiento durante sus vidas.
  • Diversifica. Pon tu dinero en una variedad de vehículos de inversión, representando diferentes niveles de riesgo. Estudios publicados muestran que incluso las personas que no tienen grandes entradas, pero que diversifican ampliamente, frecuentemente acumularon más que aquellas personas con altos ingresos pero que no diversificaron.
  • Vive por debajo de tus medios. Sí, eso significa comprar un vehículo usado cuando prefieras uno nuevo, y privarse de ese artilugio electrónico de moda. Pero si ese comportamiento te da lo que necesitas para vivir tus días confortablemente, al final te lo agradecerás a ti mismo.
%d bloggers like this: